¿Que cubre un seguro de decesos?

Cuando experimentas el fallecimiento de un ser querido lo normal es que no quieras saber nada de nadie, y menos de temas legales, por ello y para hacerlo todo más sencillo en esos momentos es importante tener un seguro de deceso contratado. Es ley de vida este tipo de casos sucedan a diario, y por tanto,si eso sucede los gastos que conlleva todo el proceso, son muy elevados y te quitan mucho tiempo, asique para evitar estar pendiente de este tipo de las gestiones en esos momentos tan duros lo mejor es que tengas un seguro contratado.

¿Qué es un seguro de decesos?

Un seguro de decesos, consiste en una póliza que contrata una persona antes de su fallecimiento y que al contratarla goza de todos los derecho que esta supone en caso de se muera.Gracias a esto ayuda a sus familiares o amigos no les tocará pagar que los gastos que supone el entierro, tanatorio, etc… En nuestro país estos seguros son muy comunes , ya que mucha población cuenta con ellos, renuevan automáticamente cada año, dando seguridad a tu familia.

¿Cuanto cuesta un entierro de media en España?

Normalmente lo que nos incluye en el seguro son: los costes del entierro, que en España suele ser entre unos 3.500 euros, según los datos de la OCU. De aquí, unos 1.200 euros son para el féretro, a pesar de que hay veces que el precio de este es más elevado y puede llegar a ser de hasta unos 2.600 euros. Si queremos decorar la tumba y por ello compramos una corona de flores, el coste de esta será de unos 100 euros. Otro precio que hay que añadir , es el del tanatorio, que ronda en unos 500 euros por un alquiler de 24 horas, más el del servicio de inhumación y nicho, por el cual le sumamos otros 100 euros como precio mínimo, pero puede llegar a tener un valor de unos 1.800 euros según de la ciudad. Y para finalizar con estos costes , hay que añadir el precio de la lápida que se suele pagar aparte y cuesta mínimo unos 250 euros.

¿Con que cuenta un seguro de decesos?

Gastos funerarios: De los que resaltan los servicios religiosos, el ataúd, las coronas, las esquelas, las sepulturas, lápidas, nichos…

Traslados: Se encargan de movilizar el cuerpo del difunto de un lugar a otro por lo que los traslados se son tanto a los medios de transporte coche fúnebre como a la familia que está con el. Dependiendo de qué lugar de España se trate tendrá un precio u otros, no es lo mismo un núcleo urbano que uno rural.

Repatriación: son los gastos que hay si la persona que fallece vive en el extranjero, y hay que realizar traslados internacionalmente. El seguro se encarga de pagar todos los gastos.

Incineraciones: Es un gasto extra que elige la familia, consiste en la cremación del cuerpo del fallecido, esto no siempre se hace pero en caso de querer, el seguro te lo incluye.

Asistencia a nivel de gestoría: Estos papeles son lo que dicen los derechos y responsabilidades relacionados con un fallecimiento. Como los trámites de auxilio por defunción, pensiones de orfandad y viudedad, accidentes laborales, herencias o cambios de titularidad.

«

Deja un comentario